La terapia cognitivo conductual se refiere al método de tratamiento que toma en cuenta las acciones y los pensamientos. En este método se observan lo que la persona piensa y hace y busca la relación entre ambas situaciones para lograr un cambio efectivo y duradero.

Ejemplo

El tío de Martín era un persona ansiosa y se ponía nervioso por todo, cuando tuvo su primera cita romántica estaba sudando, se sentía angustiado, movía las manos de un lado a otro y se mordía las uñas. Las conductas que manifestaba se debían a la gran cantidad de pensamientos que rondaban su mente desde la mañana, las expectativas, las formas como creía que podía arruinar las cosas, los recuerdos de lo que su padre y sus compañeros le decían todo esto generaba una gran cantidad de conductas, emociones y pensamientos fantasiosos.

¿Qué hace el terapeuta cognitivo conductual?

El terapeuta cognitivo conductual se dedica a analizar los componentes de la conducta y como se relacionan con los pensamientos, encuentra la forma adecuada de modificar tanto lo que se piensa como lo que se hace de forma efectiva, usando distintas técnicas conductuales.

¿Cómo logra los cambios un terapeuta cognitivo conductual?

En la terapia cognitivo conductual se logran los cambios al seguir estos pasos:

Diagnostico: En esta etapa se analizan todos los elementos que conforman el problema, se observan las conductas y se pueden hacer registros de lo que ocurre, tanto a nivel pensamiento como a nivel conducta. Se usan cuestionarios, test, entrevistas y observación de la conducta.

Metas y objetivos: Después de realizar el diagnostico tanto el terapeuta como el paciente se fijan metas y objetivos para el cambio deseado.

Intervención: Se llevan a cabo las técnicas, diálogos o enseñanzas para lograr los objetivos que se plantearon. Estas técnicas varían mucho de persona a persona y no puede usarse lo mismo con todos así que la descripción de ellas sería inútil.

Revisión de objetivos: Al finalizar la intervención se hace una revisión de los objetivos para medir el progreso y en caso de ser necesario se hace una nueva intervención.

Seguimiento: Cuando los objetivos fueron alcanzados el terapeuta cita sistemáticamente al paciente para revisar que se mantenga el resultado deseado y si es así el trabajo esta terminado.

La terapia cognitiva conductual es muy efectiva y logra objetivos en corto tiempo, es la más efectiva, te recomiendo hacer una sesión de orientación para que la conozcas.