Tarea de la semana, No culpar

No culpar a los demás

La madrastra malvada de Blanca nieves quería ser la más bella de todo el mundo y cuando el espejo le dijo que ella era muy bella pero que su hijastra estaba mejor (un espejo que habla... seguramente la señora había aspirado un polvito blanco en él) perdió el control y en vez de aceptar la realidad culpo a la pequeña e hizo todo lo posible por quitarla del camino (un bloqueador solar, algo de ejercicio una cirugía para levantar pechos y una buena dieta hubieran funcionado mejor).
No culpar: Dibujo a color de la madrastra de blancanieves tomandose una selfie en su espejo con su hijastra de fondo

Culpar a otros por cosas personales no es exclusivo de brujas malvadas, nos sucede a todos y lo hacemos frecuentemente, es más sencillo que tomar la responsabilidad y esforzarse por llegar a lo que queremos, "no bajo de peso porque: el entrenador del gimnasio es muy exigente, mi mamá me mando esta deliciosa comida, mis compañeros llevan comida que se me antoja... hace mucho frío, etc." así que quiero proponerte que esta semana te esfuerces por no culpar a nadie más de tus cosas, por ejemplo "quiero bajar de peso, me esfuerzo, estoy fallando en el gimnasio, estoy fallando en mi fuerza de voluntad, me esforzaré un poco más para lograr el cambio que busco" en esta forma el cambio que buscas no lo dejas en los demás.

Es muy fácil decir "no culpes a los demás" pero llevamos toda una vida haciéndolo (es fácil y divertido) y es muy difícil cambiar ese hábito, por eso te dejo estas recomendaciones que te serán útiles para hacer esta tarea:

1. Auto obsérvate: Comienza por hacer una lista de las cosas donde culpas a los demás, desde tu mal humor hasta las tareas importantes, comienza a observar cuando, donde y porque estas culpando a otros, anótalo, esto te ayudará a convertir esta tarea en algo que te cambie y no solo en una buen deseo que tirarás al finalizar la semana.

2. Busca aliados: Necesitarás personas que apoyen esta iniciativa, te pueden ayudar a señalar donde y cuando estas culpando y a realizar algunas de las tareas, también a darte ánimos, los aliados son muy importantes cuando tienes una meta (tómalos como unos Han Solo a tu alcance).

3. Usa tus herramientas: A lo largo de tu vida desarrollaste cosas que te sirven, por ejemplo: la forma que usas para controlarte, la forma en que te acercas a otros, la forma de motivar, la observación critica, en fin hay miles de ellas, lo importante es que traslades ese conocimiento y herramientas a esta tarea, usa tu forma de motivar a los demás para motivarte, la forma de acercarte para no exigirte demasiado. Busca en tu interior las herramientas que puedan servirte para esta tarea.

4. Prémiate. Recuerda quefunciona mejor premiar que castigar, cuando dejes de culpar a alguien date un premio, algo simple, pueden ser solo unas palabras de aliento o puede ser algo grande como un helado, en fin solo tú conoces el premio que quieres, prémiate cuando estés triunfando en la meta.

5. Crea un guion. A veces nos cuesta trabajo dejar de culpar así que crea un guion para usarlo cuando lo necesites, por ejemplo: "Sé que la responsabilidad es mía, que tengo el control de lo que hago con respecto a esto, sé que a veces no saldrá como quiero, pero culpar a otros solo retrasará la solución y gastará energía que necesito para resolverlo, así que tomaré la responsabilidad de resolverlo lo mejor que pueda". En esta forma podrás lograr tu meta cuando es difícil.

Para que esta tarea se convierta en algo permanente te recomiendo que la hagas todos los días, comienza por esta semana y después aumenta poco a poco hasta que se convierta en un buen habito (no querrás terminar como la madrastra de Blanca nieves)

Cuando dejas de culpar a los demás por tus cosas obtienes algunas ventajas muy buenas, por ejemplo:

1. Cumples propósitos. Al hacerte responsable te enfocas en resolver en vez de culpar y eso hace que cumplas lo que te propones.
2. Te vuelves confiable. Las personas comienzan a observar que tu actitud es diferente y que pueden confiar en ti, no culpas a los demás y aquí llegan los ascensos en el trabajo y las libertades en casa.
3. Aumenta tu confianza. Al cumplir tus propósitos, te sientes capaz de lograr otras cosas y eso aumenta tu confianza, esto propicia que hagas  otras cosas aumente, así cambia toda tu actitud hacia la vida y las personas lo notan.
4. Te sientes en control de tu vida. Al dejar de culpar retomas el control de lo que haces y por eso retomas el control de tus acciones, emociones y pensamientos, esto es el control de tu vida.

Dejar de culpar a otros es algo muy bueno para la salud, te invito a que esta semana lo hagas y observes los cambios que obtendrás al hacerlo, recuerda que si tienes problemas para lograrlo, tal vez necesites terapia psicológica, al final de este post encontrarás los psicólogos que te recomiendo, si la madrastra de Blanca nieves hubiese tomado terapia hubiera vivido hasta su vejez como una reina (en vez de morir perseguida por enanos… #formasridiculasdemorir).

¿Dudas? Manda tu pregunta

Espero que te haya gustado
 
Ven a terapia psicológica en México D.F. 
 
Haz tu cita al: 47-53-80-25 cel: 04455-20-69-65-10
 
Vamos, comparte esto en tus redes sociales... ándale... sabes que quieres hacerlo 🙂

Deja un comentario