Sobre la violencia en México, opinión de un psicólogo

Sobre la violencia en México, opinión de un psicólogo

la violencia en México

Opinión de un psicólogo sobre la violencia en México

Hola te saluda el psicólogo Juan José Hernandez Lira y hoy quiero hablarte de un tema muy importante en México: la violencia y el poco respeto que las instituciones oficiales tienen a los derechos humanos, me gustaría decir que esto es solo un mal temporal y que al cambiar de gobierno se resolverá, pero no es así, desde el punto de vista psicológico sucede algo muy grave.
La violencia se ha incrementado alarmantemente no solo en la delincuencia, en las escuelas hay problemas graves de bullyng y en las casas hay maltrato entre todos los miembros de las familias, y en este post voy a analizar la idea principal que causa esta violencia: la creencia generalizada en la población que dice: “para que alguien aprenda o entienda se le debe castigar y entre mas duro es el castigo mayor es el aprendizaje” esto por supuesto es una gran mentira, los castigos se han estudiado en la psicología desde hace años y la conclusión es la misma en todos los estudios: el castigo debe ser evitados porque propicia mecanismos peores que los que se quieren evitar.
Pero parece que eso no es lo que la gente cree, ellos están convencidos que el castigo es útil y necesario. Esto sucede a nivel individual, familiar, escolar, regional y federal. Pero esto no sucede solo porque si, veras los castigos brindan un resultado inmediato, por ejemplo el niño que recibe un manazo para que no meta sus dedos en el contacto eléctrico, desde este punto de vista parece algo bueno e incluso salva al niño de sufrir un daño grave, el problema es que solo funciona un par de veces y únicamente en niños muy pequeños , cuando son niños mayores el castigo solo activa otro mecanismo cerebral donde se busca la evitación y el escape, es decir, el niño busca la forma de meter los dedos al enchufe y evitar el castigo al mismo tiempo, así que desarrolla habilidades de engaño, manipulación e incluso una resistencia física impresionante ante los golpes, es ahí cuando muchos padres dicen: ya los golpes no le hacen nada, “ya se curtió”. Ahora imagina esos mismos aprendizajes en personas mayores que tienen mayor inteligencia y poder, lo que sucederá es que el castigo no funcionará y encontrará la manera de evitarlo… y no solo eso también generará resentimiento contra quien quiere castigarle, estas reacciones están muy bien documentadas en investigaciones científicas, te dejo algunas al final del post para que las revises.
Siguiendo con el tema vemos como en las instituciones oficiales de México se brindan cursos de derechos humanos, pero parece que no funcionan, las cosas siguen igual, la razón es muy simple, los funcionarios de todos los niveles tienen la creencia de que el castigo fuerte es lo que se necesita y ellos sienten que están en lo correcto al imponer este tipo de castigos porque solo así los acusados, revoltosos o cualquiera que caiga en sus manos aprenderán su “lección” y entonces ven en los derechos humanos un obstáculo para lograr ese fin que ellos ven tan bueno y noble, por eso muchas veces dicen que los derechos humanos defienden a los delincuentes. Mientras no entiendan que hay otras formas de aprender seguirán aplicando el mismo criterio sin importar las veces que les den el curso sobre derechos humanos.
También encontramos lo mismo en la casa, la escuela y la calle, esta idea esta generalizada a tal grado que los ciudadanos inconformes también piden un castigo ejemplar para quienes violen los derechos humanos, sin darse cuenta que el problema seguiría a pesar de los castigos ejemplares, la justicia se comienza a entender como venganza y eso es muy peligroso para una sociedad. Pues se deja a un lado el concepto de rehabilitación y reparación del daño y solo se encuentra el concepto de castigo, lo que genera cárceles llenas de personas meditando como le harán la próxima vez para que no los atrapen y además allí aprenden habilidades similares de sus acompañantes. El titulo de centros de rehabilitación parece una verdadera burla al observar lo que pasa allí. La rehabilitación en los prisioneros y su deuda pagada es un concepto lejano para esta sociedad.
Se preguntarán de donde nace esta idea o porque esta tan arraigada, pues eso es en parte por la falta de educación para padres, la cultura del machismo y la perpetuidad de esta idea en la televisión, que viene desde el analista político que solo ve el castigo como solución (pena de muerte y cadena perpetua) hasta el antagonista de la telenovela que muere en formas horribles porque así es la justicia y pasando por los programas de comedia donde le dan un coscorrón al chavo para que aprenda. Este modelo de televisión debe cambiar, en serio, se puede entretener y hacer reír sin un concepto equivocado de castigo.
La peor parte de esto es que muchos suponen que después del castigo la lección esta aprendida y que la solución esta dada, entonces cuando vuelve a pasar se cree que el castigo no fue suficiente y se tiene que aumentar, en esa forma el Congreso hace leyes con castigos más estrictos que solo provocan que los ciudadanos recurran a la corrupción para evitar ser castigados, y entonces el circulo sigue y sigue. Primero es la conducta que se quiere cambiar, luego es el castigo, luego es la mala conducta para escapar de ese castigo y luego es el incremento en el castigo, esto sucede una y otra vez y pasamos de leyes donde existían multas a leyes donde existe cárcel, despues veremos leyes de castigo físico y finalmente las que dicten pena de muerte, y ninguna de ellas va a surtir efecto.
En esta sociedad no se han aprendido otras formas de poner límites o educar efectivamente, Si queremos que los derechos humanos se respeten y que el clima de violencia disminuya necesitamos cambiar la estúpida idea de que para que alguien aprenda necesita ser castigado, lo necesitamos aprender a nivel individual, familiar, local y federal, lo primero es aplicarlo con nosotros mismos, ¿Cuantas veces al día te castigas o eres violento contigo mismo? Cambia eso, luego identifica esta idea en los programas que ves, en los mensajes de las redes, puedes ser activista y seguir luchando sin creer en castigos y buscando que se apliquen las leyes, puedes seguir luchando por cambiar al gobierno y al mismo tiempo ubicar un escenario donde la rehabilitación es posible, ¿Porque crees que el gobierno se vuelve tan agresivo? por miedo al castigo, se mira en el espejo de Egipto, Siria y otros mandatos que han caído, puedes seguir manifestando tu molestia y exigir justicia, no venganza, puedes seguir buscando un mundo mejor y convertirte en mejor persona al mismo tiempo. No dejes de luchar pero deja atrás la idea de escarmiento o venganza.
Identifica la idea y enséñale a otros a identificarla es un primer paso para combatir la violencia.
Espero que te haya gustado

Deja un comentario