Salud emocional 3: el cambio no es fácil

Mujer en biblioteca leyendo de pie
El cambio profundo requiere de emociones e ideas

Albert Einstein decía qué la locura consiste en hacer lo mismo esperando resultados diferentes. Con los cambios sucede algo similar, llegamos a creer que cambiar es simplemente hacer las cosas diferentes por un tiempo y qué se convertirán en una costumbre y finalmente se volverán parte de nosotros.

Eso es parcialmente cierto, si hacemos las cosas en forma repetitiva las convertimos en un hábito y finalmente no nos cuesta trabajo hacerlas. Algo así nos sucedió cuando aprendimos a vestirnos lavarnos las manos o despertar a cierta hora. Sin embargo a pesar de que eso implica un aprendizaje no es realmente un cambio es sólo un agregado a nuestras vidas.

¿Qué es cambiar?

Cambiar implica que una forma en la que hacemos algo se modifica profundamente por ciertas emociones, pensamientos y sensaciones. Y eso no es fácil de lograr.

Hacer las cosas en forma diferente usando la repetición sólo adapta parcialmente nuestra mente, si hacemos las cosas de forma diferente porque creemos que es mejor hacerlas así entonces habremos logrado un cambio sin la necesidad de la repetición.

Por favor no me malentiendas, todo cambió requiere de un gran esfuerzo pero no necesariamente es la repetición.

Muchas veces el esfuerzo que se requiere para lograr algo tiene que ver con la razón para hacerlo, el cómo nos sentiremos después de hacerlo y las personas que nos alientan a hacerlo.

Cambiar algo en nuestra forma de ser es mucho más difícil de lo que parece y la repetición no servirá de nada si no es acompañada de cambios en la forma de pensar y sentir.

¿Cómo lograr un cambio duradero?

Para lograr cambiar se necesita el entendimiento de ¿Qué quiero cambiar? ¿Porque quiero cambiar? ¿Que necesito para lograr ese cambio? ¿Qué tan difícil será para mí el cambio? ¿Qué obstáculos voy a superar para lograr el cambio? ¿Soy capaz de superar esos obstáculos? ¿Quién me alienta para lograr esos cambios? ¿Cuál es mi estrategia para lograr los cambios? ¿Cómo me sentiré al realizar esos cambios? ¿Vale la pena todo el esfuerzo por estos cambios?

También es necesario comenzar a preguntarse ¿Qué pensamientos necesito modificar para lograr éste cambio? ¿Qué actitudes necesito cambiar para lograr éste cambio? ¿Cómo necesito sentirme para lograr éste cambio?

Finalmente hay que preguntarse ¿Estoy listo para este cambio? ¿Lograr este cambio será significativo en mi vida? ¿Si después de todo el esfuerzo no logrará lo que quiero de todos modos habría valido la pena cambiar?

Parece que son muchas preguntas, pero recuerda que la mente y el razonamiento funcionan con preguntas, sin ellas el cambio sería vacío, sólo sería la repetición de una conducta sin ningún sentido profundo.

¿Entonces?

El cambio real y duradero no es tan sencillo, requiere de repetición pero sobre todo requiere de profundas reflexiones, un gran uso de la imaginación y una gran profundidad de las emociones.

Si quieres lograr un cambio así de profundo y duradero te recomiendo asistir a terapia psicológica. Es la forma más simple y sencilla de obtener este tipo de cambios.

Recuerda que estos post pueden serle de gran utilidad a un amigo o un familiar por favor compártelo en tus redes sociales.

Si quieres terapia psicológica en la ciudad de México puedes llamar o mandar un mensaje por WhatsApp al número 55 2069 6510 y con mucho gusto te atendere.

Acerca de Juan José Hernández Lira 290 Articles
Psicólogo Cognitivo conductual con 18 años de experiencia