Salud emocional 1: la responsabilidad emocional

Persona columpiando en bosque
Ser responsable emocionalmente te vuelve libre

En estos momentos está comenzando el año 2020, un excelente momento para comenzar el proyecto de salud emocional y enseñarte a manejar tus emociones para vivir un año excelente.

¿Qué es la responsabilidad emocional?

El filosofo Epicteto decía que sólo tenemos cuatro cosas en el mundo que podemos controlar, lo que pensamos, lo que sentimos, lo que hacemos y lo que decimos.

Ser emocionalmente responsable significa tener la capacidad de controlar aquello que sentimos a voluntad.

Muchas personas creen que lo externo causa las emociones, pero no es así, las emociones las causa la interpretación que hacemos de lo que nos pasa.

Por ejemplo, si un perro me ladra, puedo interpretar de muchas formas ese ladrido, puedo suponer que es un ladrido de saludo, uno de molestia, que está dirigido a otra persona, en fin, puedo hacer muchas suposiciones sobre lo que ése ladrido representa, y depende de esa interpretación es la emoción que voy a experimentar.

¿Para qué sirve la responsabilidad emocional?

Cuando nos hacemos responsables de lo que sentimos dejamos de culpar a los demás y comenzamos a resolver aquello que nos está causando la emoción, de ese modo se encuentran las soluciones y no se generan más problemas.

Si te enganchas emocionalmente vas a vivir esclavizado a las emociones y acciones de los demás, por ejemplo, si tu pareja se molesta y te dice algo desagradable, tienes la opción de culparla y pelear por lo que crees que te está haciendo sentir o simple y sencillamente no engancharte en sus problemas, poner límites claros y devolverle la responsabilidad de lo que está sintiendo.

Definitivamente ser responsable emocionalmente ayuda a vivir con más tranquilidad con más con más paciencia, es algo que definitivamente necesitamos en estos tiempos.

¿Cómo se aprende la responsabilidad emocional?

El punto básico para ser emocionalmente responsable es entender y aprender y repetir una y otra vez que las emociones se generan en tu interior y no en tu exterior, por ejemplo, no digas que esa persona te está molestando, mejor di qué lo que dijo esa persona te molestó y qué tienes la capacidad de no molestarte y buscar una solución.

Cambiar la forma de hablar es muy importante, la mente es literal, si te dices algo continuamente la mente lo interpreta tal y como te lo estás diciendo. Si te dices cosas como me están haciendo enojar, entonces el control de tu enojo lo tienen los demás, pero si dices me estoy enojando, entonces el control emocional está dentro de ti. Este simple juego de palabras puede ayudarte mucho para que dejes de creer que los demás tienen control de lo que sientes.

También te sirve mucho tener algunos controles emocionales simples como la respiración, el control de lo que te dices a ti mismo (estos métodos los veremos en el futuro), distraerte o simplemente hablar con alguien.

El control emocional sumado a la responsabilidad emocional puede hacer que tu vida sea de lo más tranquila, imagina vivir sin que las cosas te molesten o te entristezcan. Yo creo que vale la pena ¿Y tú?

Este es el primer post sobre salud emocional, con cierta frecuencia voy a estar subiendo posts similares a éste, espero que sean de ayuda, cosas pequeñas y simples pero que realmente impacten tu vida. Así que visita la página con frecuencia para ver los nuevos posts. También puedes suscribirte para recibir las notificaciones en tu email.

Este tipo de ayuda es excelente así que compártela con tus seres queridos o en tu redes sociales.

Recuerda que si necesitas terapia psicológica en la ciudad de México puedes contactarme por llamada o mensaje de WhatsApp en el teléfono 55 2069 6510

Muchas gracias y recuerda ser responsable emocionalmente.

Acerca de Juan José Hernández Lira 287 Articles
Psicólogo Cognitivo conductual con 18 años de experiencia

Be the first to comment

Deja un comentario