Enojo, tómalo con calma con estos 3 consejos

Enojo, tómalo con calma con estos 3 consejos

Enojo, tómalo con calma

Hola, el día de hoy quiero hablarte de algo muy importante y divertido: el enojo, ese tipo de enojo que es como un berrinche que te quita la capacidad de pensar y hace que quieras venganza por eventos insignificantes ¿Qué tiene de divertido este enojo? Piénsalo, en esta época enojarse así esta fuera de lugar, puedes molestarte por situaciones pero al mostrar actitudes infantiles solo dejas entrever que algo está mal en tu capacidad de control, mira esta video:

¿Qué sensación te queda? Al principio es algo de susto y luego la mente hace algo maravilloso, te pone una sonrisa, haces comentarios como ¡que loco! ¡Qué miedo trabajar con alguien así!
¡pobre tipo! y luego viene una sensación de bienestar y tratar de entender lo que esa persona está haciendo o por lo que está pasando, después haz un experimento y mira el mismo video en grupo y notaras otros fenómenos como la solidaridad, la crítica y la risa. Es en verdad interesante que este tipo de eventos provoquen esas reacciones por eso el enojo al verlo en los demás es muy divertido, aunque sé por experiencia propia que cuando nos pasa a nosotros es muy desagradable, así que para evitarlo te dejo estos 3 consejos:

Enojo, tómalo con calma

1. Aprende a relajarte a lo largo del día: Haz pequeñas pausas en tu día para hablar con otras personas, tomar una bebida (la hidratación es más importante de lo que crees), hacer algunos ejercicios de respiración, pensar en tus seres queridos, aficiones o gustos, esta pausa te servirá para que tu mente no este enfocada en una sola cosa y cuando falle (como en el video) te ocupes de ella sin molestarte.

2. Aprende a aceptar al mundo con sus defectos: Esto es muy difícil de hacer porque desde nuestra infancia nos sometieron a un estilo de vida donde la equivocación equivalía a culpa y por lo tanto creemos que el mundo “debe” ser de cierta forma y si no es así nos “molestamos” con él tal como lo hacían con nosotros (las personas que recibieron una educación donde podían corregir sus errores sin sentir culpa se enojan mucho menos). Así que hay que comenzar a aceptar al mundo y sus errores sin querer que “sienta culpa” es un trabajo mental arduo que puede durar varios años, pero los resultados son maravillosos pues te conviertes en una persona mucho más sabia y equilibrada.

3. Acepta que otros te van a fallar: Muchas personas ponen atributos imposibles a sus amigos y familiares, por ejemplo: “la familia es primero” “los amigos son para siempre” “los amigos te tienen que apoyar siempre” “la familia tiene que aceptarte” estos y otros dichos más enfermos (no los pongo porque hace falta todo un post para explicarlos) hacen que las personas no puedan entender que los amigos y familiares también son humanos y que por tanto tienen vacíos en su educación, miedos, ideas irracionales, gustos y preferencias, así que como no lo entiende porque no “deben” de ser así entonces se enoja y guarda rencor.

No seas una persona enojona, en serio, te invito a ser parte de las filas de los que nos ocupamos sin enojarnos, tiene muchas ventajas, por ejemplo:

1. Te arrugas menos
2. Tienes menos gastritis y colitis (ambas están relacionadas con el enojo y la ansiedad)
3. Andas por la vida con una sonrisa
4. No tienes “enemigos mortales”
5. Casi no te peleas
6. Las personas se acercan con mayor confianza
7. Los celos disminuyen (si, es verdad, luego hare un post sobre eso)
8. Disfrutas más de la vida
9. Los eventos como los del video te causan gracia
10. Cumples mejor y más rápido tus objetivos. (parece difícil de creer pero así pasa)

Vamos… son muchas las ventajas, únete a los que se molestan poco y viven más relajados, si te cuesta mucho trabajo toma terapia psicológica para dejar atrás lo que te hace sentir mal y vive la vida con una sonrisa.

Espero que te haya gustado

Deja un comentario