Curso de celos, lección 1: Bienvenida

Curso de celos, lección 1: Bienvenida. Silueta de persona con corazón en la cabeza

Lección 1. Bienvenida

Me gustaría darte una bienvenida llena de frases alentadoras donde te diga que los celos son sencillos de manejar y que en poco tiempo serán solo un mal recuerdo… pero te estaría mintiendo, los celos son un problema grave de nuestra sociedad y necesitan atención y esfuerzo para poder eliminarlos, la buena noticia es que las nuevas técnicas y métodos están logrando erradicar éste problema.

Pero comencemos a entender algunas de las cosas que los provocan: Actualmente la sociedad glorifica las respuestas inmediatas ( me gusta, retwittear, bajar de peso, etc) y está empeñada en hacer ver iguales al placer y la felicidad (mira cualquier comercial para entenderlo) y esto provoca que tengamos el deseo constante de sentirnos muy bien y cualquier obstáculo para lograrlo es tomado como algo que se necesita remover, pero ¿Qué pasa cuando ese obstáculo está dentro de nosotros? ¿Cuándo las sensaciones negativas provienen de nuestro propio cuerpo y mente? Pues sencillamente nos han enseñado a echar esas emociones fuera en forma de culpabilidad, por ejemplo, si comemos de más no decimos “que mal he hecho en comer demasiado no me he moderado y eso me ha provocado un malestar estomacal” en vez de eso decimos “Comí demasiado, lo que sucede es que la comida estaba muy buena, ¿Por qué nadie me detuvo? ¿Acaso no les importó?” ¿notas la diferencia? En una se toma la responsabilidad y en la otra se culpa a las circunstancias de nuestro comportamiento. Con los celos pasa lo mismo. Están dentro de ti, son tu responsabilidad, la otra persona no tiene la culpa.

Es por eso que lo primero que necesitas aprender es a tomar tu propia responsabilidad sobre los celos, la otra persona no es determinante en lo que haces o en cómo te sientes, esto será muy difícil de entender para algunas personas pues tenemos la costumbre de simplemente culpar y no nos gusta tomar la responsabilidad de las cosas que sentimos y menos si son negativas, pero es necesario si quieres eliminar los celos, pues si sigues culpando a la pareja lo único que provocaras es un rompimiento doloroso e incluso violento para ambas partes.

Ejemplo:

Como Martín (nuestro héroe ficticio) que era muy celoso y culpaba de esto a su novia, constantemente le gritaba y trataba de controlar sus acciones, hasta que un día ella no resistió más y lo dejo.

Martín supuso que ella lo había dejado por alguien más y que tenía razón para sentir celos, con el tiempo se obsesiono y la siguió buscando, la seguía y observaba para “descubrir” por quien lo había dejado.

Después de unos días Martín se convenció de que ella no lo había dejado por nadie, las conversaciones con sus amigos, conocidos y familiares le hicieron ver que su comportamiento era lo que realmente había alejado a su novia, a partir de allí Martín trabajó mucho para cambiar su propio comportamiento y con el tiempo pudo tener una novia a la que no quiso controlar con sus celos.

Teresa (nuestra heroína ficticia) que buscaba “pruebas” en el celular de su novio, y le gritaba cuando un texto de “hola” le parecía demasiado sospechoso, le aventaba lo que tenía cerca y lo chantajeaba diciéndole que era lo peor, y que no pensaba en ella, unas horas después lo buscaba pidiéndole perdón y diciéndole que no volvería a pasar hasta que él cedía y se repetía esta escena por algunos años

Finalmente él tomó terapia y decidió dejarla, Teresa quedó devastada pero aún lo culpaba de la ruptura, hasta que repitió las cosas en su siguiente relación y decidió tomar terapia para sanar y dejar atrás los celos.

Historias como la de Martin y Teresa se repiten en forma constante en nuestra sociedad, queremos culpar a la pareja de nuestros celos y queremos que estos sean fundados para justificar nuestro mal comportamiento así que cualquier pequeño detalle lo agrandamos y lo hacemos parecer como una infidelidad cuando en la mayoría de las ocasiones no lo es.

Es una bienvenida amarga a un curso donde lo importante es responsabilizarse de los sentimientos propios para poder manejarlos y controlarlos, pero también es una bienvenida a una nueva forma de ver el mundo y cambiar para convertirte en lo que realmente quieres ser, alguien capaz de controlar sus celos y esto lo podrás lograr con paciencia, entusiasmo y mucho, mucho trabajo. Sigue adelante, el primer paso está dado, continua para lograr el cambio que quieres tener. En este manual voy a enseñarte a responsabilizarte de tu emoción y a controlarla. Sigue adelante.

Autoevaluación:

¿Quién es la persona responsable de mis celos?

a) Mi pareja con sus actitudes

No, la pareja no tiene ninguna resposabilidad sobre lo que sientes.

b) Yo

Correcto, solo tu eres responsable de lo que sientes.

c) El calentamiento global

No, recomiendo que leas todo de nuevo

¿Quién puede controlar mis celos?

a) Mi pareja al controlar su actitud y conductas

No, eso solo crea problemas

b) Yo, al trabajar duro para cambiar mi forma de ser

Sí, el control esta en uno mismo y no en los demás

c) El hada de los celos al tocarme con su varita de la verdad.

No, te recomiendo leer todo de nuevo

Antes de irte

Por favor:

  1. Comparte este post con tus amigos y familiares, puede serles muy útil, los botones de compartir están abajo
  2. SUSCRIBETE para no perderte ninguna lección
  3. Lee la próxima lección: ¿Qué son los celos?
  4. Mira todas las lecciones 

Despedida

Espero que ésta información te sea muy útil. Puedes ver nuestros servicios aquí.

Psicólogo Juan José Hernández Lira

Alcaldía Gustavo A. Madero, Ciudad de México.
Teléfono: 47538025
Celular y WhatsApp: 5520696510

Acerca de Juan José Hernández Lira 77 Articles
Psicólogo Cognitivo conductual con 18 años de experiencia

Be the first to comment

Deja un comentario