¿Cómo Manejar el estrés en el auto? 3 tips

¿Cómo Manejar el estrés en el auto? 3 tips

estrés en el auto
By ISAME

El estrés en el auto es un problema que afecta a millones de personas, las calles no son como antes donde la gente iba de un lugar a otro sin mucho problema (recuerdo las películas del santo donde el enmascarado manejaba por toda la ciudad sin encontrar otro auto), ahora hay que manejar con millones de autos alrededor, cuidando los innumerables hoyos en el asfalto, observando que las muchas obras de construcción no afecten nuestro camino y por supuesto vigilando que las protestas sociales no obstruyan nuestro paso. Al cuidar todas esas cosas es natural que las personas se estresen (y se pongan como changos locos dentro del auto).

Es normal tener un poco de estrés al manejar, incluso es estrés bueno, del que nos mantiene alertas y contentos, ese que es bueno para la salud, lamentablemente todos los problemas externos y extras hacen que se transforme en algo nocivo para la vida, pues ahora no solo nos mantenemos en alerta, también nos preocupamos por nuestros tiempos y por resolver problemas que antes no teníamos (tráfico, obras, manifestaciones, inundaciones, peatones imprudentes, gatos suicidas, dulces viejecitas, etc.).
Ese estrés malo se convierte en mal humor, palpitaciones, gastritis, gritos a los niños, gritos al radio, gritos al estúpido GPS (o copiloto atemorizado), también se suele tocar la bocina al señor del camión, al empleado de obras, a la dulce viejecita, al policía encubierto, en fin, si la bocina fuese una persona se sentiría violada (…piensa en eso antes de andarla tocando).
Si te paso esto con frecuencia quiere decir que no estas manejando el estrés en forma adecuada, y enfrentémoslo, el manejo y sus problemas no van a cambiar, (a menos que se comercialicen muy rápido los autos que se manejan solos… que miedo… y aun así estas en el tráfico por lo menos otros 10 años) así que lo mejor es aprender a disfrutar ese tiempo que pasas en el auto y darle un final feliz al estrés.
Lo primero que necesitas es aprender los puntos básicos:
1. Aprende sobre el manejo y sus leyes. Es difícil de creer (aja) pero muchas personas no tienen los conocimientos básicos sobre el manejo (estoy seguro de que vi un niño manejando… dios nos libre) y eso les provoca estrés, por ejemplo si vas a dar vuelta en una calle te preguntas ¿estoy en lo correcto? ¿así es como se hace? (a mucha gente no le importa hacerlo bien solo lo hacen y ya, por eso hay tantos accidentes) al conocer la ley y los puntos básicos sobre manejo el estrés disminuye un poco pues te sientes con confianza en lo que haces. Busca páginas o cursos que hablen sobre cómo manejar correctamente y veras que te sentirás mejor.
2. Programa tu destino. Actualmente se puede usar el GPS para movernos en ciudades desconocidas, pero aún con esa herramienta es necesario planear un poco el lugar donde vas, una vuelta por google maps y las noticias sobre obras y manifestaciones puede ayudarte a sentir más seguridad sobre donde estas y que necesitas hacer para llegar a tu destino, en esa forma estarás de mejor humor.
3. Lleva agua, música y algún bocadillo, el solo hecho de saber que llevas lo necesario para estar a gusto por un par de horas hace que el viaje sea más placentero y disminuye el estrés de estar dentro del tráfico. (no lleves bocadillos de ajo y cebolla o que causen flatulencias, créeme eso empeora las cosas)
Ahora vamos con los puntos mentales que pueden ayudarte:
1. La vida no es tiempo. Comienza a trabajar esta idea: “llegar tarde no es tan malo, me esforzare por llegar a tiempo pero no arriesgare mi vida o la vida de otros por ganar unos minutos” eso es establecer prioridades, muchas veces olvidamos que lo primero es la vida y nos arriesgamos mucho por unos minutos (si tienes un jefe exigente con el tiempo, sal más temprano, organízate mejor y… píntale un dedo)
2. “Los locos van primero” o “no azuces a los animales”. Piensa en esto, al volante la gente se pone muy mal, toman personalidades extrañas y locas (la dulce ancianita es capaz de sacar un arma) van a buscar ser primeros y lo mejor es relajarse ante esas situaciones, para eso repite mentalmente, “los locos van primero” eso deja que tu mente se calme y le dé una explicación simple a lo que sucede, así el estrés se reduce, pasa lo mismo con la frase “no azuces a los animales”.
3. “Soy corresponsal de guerra” “soy el reportero”. Aplica este pensamiento cuando mires una manifestación o una obra, juega un poco en voz alta a que eres reportero y narras desde el lugar de los hechos, pon imágenes graciosas en tu mente de lo que pasa y descríbelo, por ejemplo “muchas gracias Jacobo, estoy aquí en la obra del nuevo metro donde se ve como los zombis atacaron a los trabajadores y ahora hacen sus labores en forma lenta y sin sentido, gruñen a los automovilistas y se niegan a trabajar en el día, alcanzo a ver desde aquí al ingeniero encargado y su cabeza parece intacta aunque sospecho que le sacaron el cerebro con una pajilla porque esta obra no avanza nada…” dale sentido del humor a lo que te sucede, usa tu imaginación y haz chistes sobre eso, forma personajes, coloca escenarios extravagantes, diviértete en vez de sufrir, de todos modos no te estas moviendo.
Espero que estos consejos te sean de utilidad y recuerda… la vida es para disfrutarla. Recuerda que la ilustración original es de ISAME, visita su blog.



Ven a terapia psicológica en México D.F.

Haz tu cita al: 47-53-80-25 cel: 04455-20-69-65-10


Deja un comentario