Baja tolerancia a la frustración (BTF)

La baja tolerancia a la frustración es un problema común. Muchas personas lo llegan a padecer sin saberlo. Las emociones se disparan por problemas aparentemente sencillos creando confusión en los tratamientos. Es común que la baja tolerancia a la frustración cause ansiedad por ciertas situaciones.

Así que en éste post te explicaré a fondo todo lo que necesitas saber sobre ella. Además dejaré algunos ejercicios que te pueden ayudar a combatirla. Recuerda leer todo para que entiendas el porqué de los ejercicios. Agregue una infografía al final para que te sirva como resumen. Entonces, el contenido de éste post es:

Hombre desesperado en un muelle en un lago. Baja tolerancia a la frustración

¿Que es la baja tolerancia a la frustración?

El concepto de baja tolerancia a la frustración fue tomado por Albert Ellis. El fué el creador de la terapia racional emotiva conductual. Que es uno de los métodos más eficaces y populares de psicología clínica.

La forma simple para definir la baja tolerancia a la frustración es:

Es una impaciencia extrema donde se cree no poder soportar la pérdida del hedonismo a corto plazo. Para una mejor comprensión, analicemos los elementos:

Impaciencia extrema

La impaciencia extrema es la incapacidad para esperar que algo suceda. Las personas que viven con impaciencia extrema buscan que ocurra lo que quieren en forma apresurada. No pueden esperar a que suceda algo que les proporciona placer o les elimina cierto dolor o sufrimiento. Este comportamiento por lo general causa más problemas de los que resuelve.

Ejemplo:

Martín se enoja y grita cuando observa que los boletos para su concierto los venderán hasta el próximo mes.

Teresa llora cuando sus padres no quieren comprarle una blusa

Juan se pone muy muy nervioso porque le van a poner una vacuna, prefiere posponerlo.

No poder soportarlo

Este pensamiento (consciente o inconsciente) hace que la persona crea que es algo terrible y catastrófico lo que le ocurre. Puede incluso creer que su vida se ve en riesgo por no obtener lo que quiere. Esto crea conductas erráticas y episodios intensos de ansiedad.

Ejemplos:

Martín siente un enorme vacío cuando sus boletos se retrasan. Su ansiedad sube y piensa como sobornar a alguien para obtenerlo. ¡No puede esperar más!

Teresa se siente triste porque cree que la blusa que quiere es la más bella, bonita y linda en todo el mundo. Cree que le dará tanto placer que no puede esperar a que suceda. Se viene abajo cuando sus padres no quieren comprarla. No sabe cómo soportará vivir sin esa prenda.

Juan cree que no puede soportar el dolor de la vacuna. Imagina una y otra vez la aguja entrando a su piel. Cree que los demás no entienden lo doloroso que es. No sabe cómo soportará hacerlo. Cree que es mejor desmayarse a tener que soportarlo.

Hedonismo a corto plazo

El hedonismo es una tendencia, una forma de vida que busca el placer en todos los ámbitos de la vida. Es decir, el placer por encima de todo. Por eso hay personas que buscan placeres como (comer, beber, comprar, tener sexo, vivir con placeres).

Además este estilo de vida privilegia el corto plazo, es decir, el placer tiene que ser en éste momento. Como resultado obtenemos personas débiles de carácter, inseguras, frustradas, ansiosas y enojadas.

Ejemplos:

Las personas creen que Martín es exagerado, pusilánime e iracundo por no esperar un poco para obtener los boletos para su concierto.

Teresa se siente sumamente frustrada e insegura por no tener la blusa que le daría el placer de presumir

Juan está ansioso por la vacuna que tiene que recibir, ahora se puso a llorar.

En conclusión

La baja tolerancia a la frustración es evaluar una situación como imposible de soportar.

Como puedes ver la baja tolerancia es un problema grave porque causa sufrimiento innecesario. Además puede provocar ansiedad en ciertas situaciones. Pero ¿cómo es que ésta creencia llega a la cabeza?

¿De donde viene la baja tolerancia a la frustración?

Mujer golpeando la pared por baja tolerancia a la frusración

Las múltiples exigencias de la sociedad crean pensamientos irracionales. Es decir, al estar en ésta sociedad puedo llegar a creer que debo vivir como en los comerciales de televisión. La asociación del placer con la felicidad se hizo tantas veces en la publicidad que las personas están confundidas.

Entonces la presencia de un estilo de vida se toma como una exigencia en vez de una opción. Si esto es reforzado o no es corregido por padres y maestros entonces se convierte en una “verdad”. Finalmente, sí esto se combina con una crianza deficiente entonces creamos la baja tolerancia a la frustración.

La exigencia de un estilo de vida no solo se centra en cosas materiales, incluye personas y experiencias. Es decir, no solo se exige la casa y el auto lujosos, además “debe” tener la pareja, los hijos, la admiración de otros y las experiencias placenteras de viajar, comer y disfrutar. Perdon, lo olvide, todo ésto también tiene que estar libre de cualquier sufrimiento.

Como puedes observar la exigencia es muy alta y las personas que lo llegan a creer tienen mucho sufrimiento innecesario…

Ejemplos:

Martín cree que debe tener el máximo de experiencias para vivir feliz, cuando sus boletos de concierto no están listos cree (consciente o inconscientemente) que perderá todo su estilo de vida. Además cree que merece tener todo lo que quiere porque de niño tuvo pocas cosas.

Teresa cree que si sus padres no le compran la blusa que desea perderá su lugar en la sociedad. Ese lugar le ha costado mucho y ahora no tiene para ir a la escuela vestida “como siempre”. No entiende cómo sus padres se pueden negar si siempre le han dado todo lo que ha querido. Ahora se cuestiona si de verdad la quieren.

Juan, piensa que el dolor de la vacuna es insoportable. Cree que no debería de tener estas experiencias si siempre se ha portado bien y ha hecho lo que le han dicho. No entiende cómo el mundo es tan injusto.

Síntomas de la baja tolerancia a la frustración

Sentirse frustrado no es sinónimo de tener baja tolerancia a la frustración. Aqui te dejo algunos de los síntomas y ejemplos para que puedas evaluar si tu la tienes.

No perdonar con facilidad lo que se considera injusto

Las personas con baja tolerancia a la frustración suelen llevar al extremo las exigencias de justicia perfecta. Cuando notan una injusticia no son capaces de perdonar. Buscan que las personas paguen por lo que han hecho aún si se han disculpado o enmendado el error. Pueden tener rencores por muchos años por cosas que otros consideran insignificantes. Sin embargo lo más peligroso es que buscan desquitarse.

Pensar en cómo desquitarse

Las personas con baja tolerancia a la frustración se convierten fácilmente en extremistas. Pueden pensar y planear su “justicia” hasta llevarla a cabo. Es uno de los rasgos más peligrosos. Aún cuando no lleven a cabo su “justicia” (que en realidad es venganza), recuerdan continuamente el evento, eso los hace sufrir innecesariamente.

Ejemplos:

Martín piensa “exponer” en sus redes sociales el retraso en sus boletos para que nadie nunca vuelva a comprarla a esa compañía. Además no le importa que se disculparon y le dieron un descuento por el atraso.

Teresa uso en exceso la tarjeta de crédito de su papá después de que se nego a comprarle una blusa.

Juan piensa contagiar a su jefe de alguna enfermedad por obligarlo a ponerse una vacuna.

Hacer muchas preguntas pero no prestar atención a las respuestas

La impaciencia les crea desesperación. Buscan una salida haciendo preguntas. Entonces su desesperación crea pensamientos que no permiten poner atención a las respuestas. Pueden parecer tranquilos por fuera pero internamente tienen una lucha que no los deja pensar ni prestar atención. Es el clásico caso de: “para que te respondo si vas a hacer lo que quieras”.

Ejemplos:

Martín pregunta diariamente a sus amigos si ellos estarían dispuestos a esperar sus boletos tanto como él lo hecho.

Teresa le pregunta a sus padres diariamente porque no le compran la blusa que quiere.

Juan le pregunta diario a sus compañeros si la vacuna es inyectada o tomada.

Comprar compulsivamente

Las personas con baja tolerancia a la frustración no pueden esperar. Creen que deben complacer sus impulsos inmediatamente. Es por eso que compran en forma compulsiva. Según ellos deben tener aquello que los hará felices. De no obtenerlo serán infelices. Es común que adquieran deudas para complacer sus impulsos.

Ejemplos:

Martín estaba esperando sus boletos cuando compro en línea toda una experiencia. Incluye transporte de lujo, bebidas y convivencia con la banda. Gasto todo su dinero y ahora no sabe como cancelarlo.

Teresa le pide a sus padres cosas a diario, quiero lo último y más a la moda o estallará en llanto.

Para distraerse de su vacuna Juan compra distintos dispositivos electrónicos, hasta que agota el crédito de su tarjeta.

Cuando hay que esperar

El rasgo más notorio es que su conducta, pensamientos y humor cambian cuando hay que esperar. No importa si es un periodo corto de tiempo, ellos creen no poder lograrlo. Entonces puedes observar estas conductas:

Pasearse de un lugar a otro

El esperar hace que estén intranquilos y eso tiene que canalizarse, así que caminan de un lado a otro. Es posible que traten de calmarse caminando. Algunos lo logran pero por lo general sus pensamientos catastróficos aumentan.

Gruñir

Sus pensamientos están fuera de control durante la espera. Entonces su boca repite lo que hay en su cerebro. Así se crean murmullos y gruñidos.

Irritarse

Cuando esperan se pueden volver irritables e incluso agresivos. Entre más tiempo pasa más pensamientos irracionales se crean.

Ejemplos:

Martín se la pasa de mal humor y se pasea de un lado a otro desde que comenzó el retraso de sus boletos.

Teresa le grito a su mamá cuando no quiso comprarle una blusa. Ahora esta de mal humor y murmura entre dientes “la próxima venta”

Juan está esperando que le pongan su vacuna, se siente angustiado y camina de un lado a otro.

Explotar fácilmente cuando las cosas no salen como quiere

La explosividad es el rasgo característico durante la espera, lo podemos ver en las filas para cobrar, pagar, salir o entrar a cualquier lugar. La mayoría recordamos una persona gritando a otra o quejándose fuertemente por tener que esperar.

Ejemplos:

Martín le grita por teléfono al empleado que le informa del retraso de sus boletos.

Teresa le grita a su mamá y se va corriendo a su auto para llorar porque no le compro una blusa.

Juan es detenido por la fuerza por la enfermera que lo va a vacunar, el se pone violento y muerde a su compañero que la ayuda.

Tener “atracones” cuando está a dieta

Al creer que “no puede soportar” una dieta y que “bajará rápidamente de peso” la persona con baja tolerancia a la frustración se da atracones de comida y bebida. Estos son intensos y creen que “no podían soportar más” que “debería ser más fácil”, además “ya se esforzaron mucho”.

Ejemplos:

Martín quiso seguir una dieta de bebidas alcohólicas antes de su concierto. Cuando se enteró del retraso en los boletos se emborrachó gravemente.

Al regresar del centro comercial donde no le compraron su blusa, Teresa decidió que “no tenía caso” seguir cuidándose si no se iba a ver bien. Así que se comió 1 litro de helado y otras cosas.

Juan comió tacos en exceso después de que le aplicaron la vacuna.

Postergación y baja tolerancia a la frustración.

Hombre con baja tolerancia a la frustración

La baja tolerancia a la frustración causa postergación. Esto se debe a las exigencias irracionales de un estado de vida perfecto. Funciona algo así:

“Debo hacer perfectamente las cosas que son importantes. Al hacerlas ganaré el respeto y admiración que merezco. Si no lo hago quedará demostrado que soy inútil. Por eso debo hacer las cosas importantes de forma perfecta”.

Este pensamiento crea la ilusión que sólo le aceptarán si hace las cosas perfectamente. A su vez esto crea una sensación de pánico si se equivoca. Esto provoca que evite pensar en ello y exagera la incomodidad. La reacción obvia es escapar de hacer las cosas importantes.

Ejemplo:

Martín compro boletos del concierto a pesar de que debe terminar un proyecto para un cliente importante.

Teresa llora amargamente porque no le compraron su blusa a pesar que no ha finalizado su tarea.

Juan ha pensado tanto en la vacuna que no ha realizado ninguna de sus funciones en 2 días.

Depresión y baja tolerancia a la frustración.

La baja tolerancia a la frustración también provoca depresión. En este caso el pensamiento comienza cuando falla en cumplir una meta, capricho o algo que desea. y tiene las siguientes consecuencias:

  1. No logra lo que desea
  2. Hay frustración que le parece intolerable
  3. La frustración se vive como incapacitante
  4. La incapacidad motiva la evitación
  5. La evitación hace dudar de la propia capacidad
  6. Su creencia en su falta de capacidad les genera desesperanza
  7. La desesperanza crea fatiga
  8. La fatiga aumenta la sensación de frustración intolerable y se regresa al punto 2.

Como puedes ver el proceso se acelera en cada paso. Por eso es importante tratar la baja tolerancia a la depresión.

Ejemplos:

Martín cree que no puede hacer que le den sus boletos, piensa que siempre le pasa lo mismo y que nunca será capaz de lograr lo que quiere, se siente cansado y no cree que pueda tener sus boletos a tiempo. Esta cada vez más desesperado.

Teresa llora desconsoladamente cuando sus padres no le compran una blusa, piensa que no la entienden y que nunca la entenderán, cree que no podrá convencerlos de lo importante que es para ella. Si no puede convencerlos a ellos entonces supone no conseguirá empleo y vivirá toda su vida allí. Se siente cada día peor.

Juan cree que no es capaz de soportar su vacuna. Piensa que siempre ha sido débil, que por eso está soltero y no tiene el trabajo que quiere. Se siente atrapado, débil y triste.

Tratamientos para la btf.

Hay distintos tratamientos para la baja tolerancia a la frustración. Lo importante en ellos es enseñar a la persona a enfrentar las dificultades.

Poner en escala

Esta técnica consiste en mostrar lo peor que le puede pasar como un 100% y en esa escala poner su sufrimiento. Por ejemplo, desarrollar cancer sería un 90% la muerte de un familiar un 85% la perdida del empleo un 50% no comprar los boletos que quiere equivaldría a un 15%. Por lo tanto se puede soportar.

Usar pensamientos alternativos

Otra técnica es desarrollar y repetir pensamientos alternativos. Funcionan mejor si se hacen en forma de preguntas, por ejemplo:

¿Eso que estoy pensando es realista? ¿de verdad si no me compran la blusa voy a morir?

Ir a terapia cognitivo conductual

En la terapia se le enseñara a mostrar sus sentimientos de forma saludable. Se encontrarán las exigencias que provocan la baja tolerancia a la frustración y se eliminarán. Finalmente se crearán pensamientos alternativos efectivos para no regresar al mismo problema.

Infografía sobre la baja tolerancia a la frustración.

5 consejos para elevar autoestima Baja tolerancia a la frustración (BTF)

¿Quieres poner la infografía en tu web? No te la robes, solo copia y pega el código

<a href="https://tupsicologo.mx"><img src="https://tupsicologo.mx/wp-content/uploads/2020/06/5-consejos-para-elevar-autoestima.jpg"></a>

Memes sobre la baja tolerancia a la frustración

Estoy poniendo memes en todas los post, así que navega en el blog y diviértete.

baja tolerancia a la frustración 3 edited 1 Baja tolerancia a la frustración (BTF)
baja tolerancia a la frustración 1 01 1 Baja tolerancia a la frustración (BTF)
baja tolerancia a la frustración 2 edited 1 Baja tolerancia a la frustración (BTF)

Recursos:

Tolerancia a la frustración y distorsiones cognitivas en estudiantes con consumo de alcohol de segundo año de bachillerato de la unidad educativa Pedro Vicente Maldonado, periodo enero – junio 2016 Pilco, Alexandra
Avila Fray, Xavier Danny

100 / 100