3 razones para felicitar y alegrarse por el éxito de otros

3 razones para felicitar y alegrarse por el éxito de otros

Razones para alegrarse por el éxito de otros

En esta época de Navidad podemos recordar lo bueno de vivir y sentirnos bien por nuestros triunfos y éxitos, pero… ¿sentimos lo mismo por otras personas? ¿Nos alegramos cuando a la persona que nos cae mal le va bien? ¿nos alegramos cuando a las personas cercanas tienen éxito o nos da envidia? En estos tiempos se ha valorado el éxito por encima de otras cosas y a veces el éxito de otros nos recuerda lo que no hemos logrado y entonces la envidia aparece y obscurece nuestra mirada. ¿qué hacer? ¿Cómo pensar para alegrarnos por otros? Aquí te dejo algunos tips.
alegrarse por el éxito de otros
Alegrarse por otras personas es bueno moralmente y socialmente, te convierte en una persona sencilla y bondadosa, eso hace que los otros se acerquen a ti con más confianza y a la larga eso te servirá en tu propio éxito. (no seas Grinch y sigue leyendo)
Alegrarnos por otros puede ser muy sencillo si entiendes estas ideas:

1. Si les va bien, te va bien

Cuando alguien tiene éxito quiere decir que es posible lograr cosas importantes, hay condiciones para lograrlo, cada vez que alguien obtiene una victoria te acercas más a la tuya, las condiciones están presentes y es muy probable que también puedas lograrlo, no importa si lo haces después, ¡lo vas a lograr! Ten eso en mente cuando alguien te cuente sus éxitos. (y no le mires con los labios apretados y ojos de rendija)

2. Aprende de esa persona

Cuando alguien cercano tiene éxito tienes la opción de observar de cerca lo que hizo, recordar sus métodos y aprender de eso, si solo te rodeas de personas que no logran éxitos no puedes aprender como tener éxito porque no lo conoces (adiós vagos de la cuadra), es mejor estar en un círculo donde las personas tengan éxitos y así tu mente se expande y es más sencillo que pongas atención y aprendas de lo que hizo. Recuerda que cuando otros tienen éxito te acercas más al tuyo.

3. Alégrate también por tus enemigos

He conocido personas que no quieren que les vaya bien a sus enemigos, quieren que tengan dificultades y que terminen en la calle (escupirles en el ojo y patearlos repetidas veces… créeme los hay), pero eso solo provoca que la mente se mantenga a la defensiva y se olvide del bienestar propio para ocuparse del malestar del otro. Lo mejor es alegrarte por sus triunfos, eso lo acerca más y más a que se aleje de tu vida, si esa persona tiene éxito se alejara de tu vida y terminarás lejos de ella, así que alégrate, recuerda que cada triunfo lo aleja de ti.

4. La alegría atrae alegría

Cuando alguien está festejando sus triunfos, felicítalo, desea que tenga más, su alegría es contagiosa, deja que te contagie, deja que te llene de esa alegría por haber logrado algo que le dio trabajo, baja tus defensas y deja que el bienestar de esa persona también sea algo para celebrar, no fue tu esfuerzo pero es tu alegría, ¿Por qué diablos no vamos a querer alegría gratis? aprende a ser feliz con los demás y festeja sus triunfos.

Los triunfos de otros también son tuyos, no dejes que otras personas te digan lo contrario, no dejes que la mezquindad de algunos te contagie y te convierta en alguien que obstruye la felicidad de otros, entre más personas felices y exitosas existan en el mundo más razones tendremos para alegrarnos y más posibilidades tendrás de alcanzar tus sueños.

Recuerda que cada jueves tendremos un consejo de superación personal así que no te los pierdas.



Ven a terapia psicológica en México D.F.

Vamos, comparte esto en tus redes sociales… ándale… sabes que quieres hacerlo 🙂

Deja un comentario