3 consejos psicológicos para cumplir propósitos de año nuevo.

3 consejos psicológicos para cumplir propósitos de año nuevo.

Como cumplir propósitos de año nuevo

cumplir propósitos de año nuevo
Hola a tod@s… ¡¡FELIZ AÑO!! No había tenido la oportunidad de escribir pero un nuevo ciclo ha iniciado y todo está listo para comenzar, por supuesto que no todo es tan sencillo, arrastramos cosas y problemas del año pasado, por ejemplo:
  1. Nuestro gordo interno que se niega a morir
  2. La dieta sana que se niega a ser deliciosa aunque le pongamos azúcar.
  3. El gimnasio que se rehúsa a ser más dócil aunque le llevemos regalito al instructor
  4. El dinero que no quiere llegar fácilmente aunque se lo pidamos por favor.
  5. Las formas de hacer dinero fácil se convierten en hacer dinero de manera difícil
  6. Las personas siguen agresivas y difíciles de tratar aunque usemos la enorme sonrisa de idiota para tratarlas.
  7. Las promociones en el trabajo siguen engañosas… aunque …. ya tu sabe…. al jefe.
  8. La pareja perfecta no aparecen aunque le hagas ojitos solo consigues patanes o patanas y patadas.
  9. Dormir hasta tarde continua siendo algo delicioso aunque pongas tus tres despertadores.
  10. La comida chatarra persiste en ser grrriquisima aunque te quieras alejar de ella (mmmm… tacos)
No te apures, las cosas no seguirán igual, solo enfócate en sencillos cambios de pensamiento y con ellos te será más sencillo lograr tus propósitos:

1. Abandona el pensamiento de todo o nada
Se más flexible, en esa forma podrás aceptar tus errores y no buscaras castigarte por ellos, por ejemplo cuando haces dieta para bajar de peso le das una mordidita a un chocolate y luego te castigas diciendo algo como: soy una persona sin voluntad, ya me lo voy a comer ¡y toda la bolsa! al cabo ya no tiene caso ¡ya rompi la dieta!… soy una pésima persona, obesa sin remedio, ¡¡que me regresen al mar!!… , si abandonas el pensamiento todo o nada entenderás que por una mordidita no pasa nada y no necesitas castigarte, además entenderás que las personas cometen errores y aunque escriban un blog de psicología pueden equivocarse y eso no los vuelve malvados, intrigosos o chismosos, simplemente son humanos como tu y por eso hay que corregir pero no castigar.


Se más flexible, en esa forma podrás aceptar tus errores y no buscaras castigarte por ellos, por ejemplo cuando haces dieta para bajar de peso le das una mordidita a un chocolate y luego te castigas diciendo algo como: soy una persona sin voluntad, ya me lo voy a comer ¡y toda la bolsa! al cabo ya no tiene caso ¡ya rompi la dieta!… soy una pésima persona, obesa sin remedio, ¡¡que me regresen al mar!!… , si abandonas el pensamiento todo o nada entenderás que por una mordidita no pasa nada y no necesitas castigarte, además entenderás que las personas cometen errores y aunque escriban un blog de psicología pueden equivocarse y eso no los vuelve malvados, intrigosos o chismosos, simplemente son humanos como tu y por eso hay que corregir pero no castigar.


Se más flexible, en esa forma podrás aceptar tus errores y no buscaras castigarte por ellos, por ejemplo cuando haces dieta para bajar de peso le das una mordidita a un chocolate y luego te castigas diciendo algo como: soy una persona sin voluntad, ya me lo voy a comer ¡y toda la bolsa! al cabo ya no tiene caso ¡ya rompi la dieta!… soy una pésima persona, obesa sin remedio, ¡¡que me regresen al mar!!… , si abandonas el pensamiento todo o nada entenderás que por una mordidita no pasa nada y no necesitas castigarte, además entenderás que las personas cometen errores y aunque escriban un blog de psicología pueden equivocarse y eso no los vuelve malvados, intrigosos o chismosos, simplemente son humanos como tu y por eso hay que corregir pero no castigar.

2. No exageres
Es uno de los errores más comunes al momento de cumplir los propósitos, por ejemplo conozco a alguien que dice: “voy a ir al gimnasio” y luego hace ejercicio como si fuera su ultima voluntad, suda como si fuera a lavar su ropa allí mismo y se esfuerza hasta retorcer su cara como en el exorcista… por supuesto que solo aguanta un día y deja hacer ejercicio hasta que a alguien se le ocurre decirle que tiene sobrepeso, y repite el ciclo una y otra vez, eso ocurre cuando exageramos, las cosas tienen su medida, lo mismo pasa cuando alguien te mira feo o te dice algo desagradable, dale la medida justa y no exageres queriendo vengarte salvajemente porque se llevo la ultima dona o te gano el paso en la calle, aprende a no exagerar y tu vida mejorará mucho.


Es uno de los errores más comunes al momento de cumplir los propósitos, por ejemplo conozco a alguien que dice: “voy a ir al gimnasio” y luego hace ejercicio como si fuera su ultima voluntad, suda como si fuera a lavar su ropa allí mismo y se esfuerza hasta retorcer su cara como en el exorcista… por supuesto que solo aguanta un día y deja hacer ejercicio hasta que a alguien se le ocurre decirle que tiene sobrepeso, y repite el ciclo una y otra vez, eso ocurre cuando exageramos, las cosas tienen su medida, lo mismo pasa cuando alguien te mira feo o te dice algo desagradable, dale la medida justa y no exageres queriendo vengarte salvajemente porque se llevo la ultima dona o te gano el paso en la calle, aprende a no exagerar y tu vida mejorará mucho.


Es uno de los errores más comunes al momento de cumplir los propósitos, por ejemplo conozco a alguien que dice: “voy a ir al gimnasio” y luego hace ejercicio como si fuera su ultima voluntad, suda como si fuera a lavar su ropa allí mismo y se esfuerza hasta retorcer su cara como en el exorcista… por supuesto que solo aguanta un día y deja hacer ejercicio hasta que a alguien se le ocurre decirle que tiene sobrepeso, y repite el ciclo una y otra vez, eso ocurre cuando exageramos, las cosas tienen su medida, lo mismo pasa cuando alguien te mira feo o te dice algo desagradable, dale la medida justa y no exageres queriendo vengarte salvajemente porque se llevo la ultima dona o te gano el paso en la calle, aprende a no exagerar y tu vida mejorará mucho.

3. Deja de generar culpas
Cuando sucede algo desagradable o que no queremos le echamos la culpa a algo o alguien ( a veces a nosotros mismos) aunque eso no sirve para nada, por ejemplo si vas en un elevador y alguien se echa un gas no servirá de nada echar culpas o mirar feo a los demás, el olor seguirá allí hasta que se abra la puerta y se ventile, la culpa es un invento inútil, sentirse mal por algo no corrige nada, hacer algo y hacerse responsables de lo que sucede si funciona, por ejemplo alguien puede cometer el error de invertir su dinero en trajes de baño para peces, cuando pierda su negocio el sentir culpa no le ayudará en nada, eso no va a regresar su inversión, pero si toma la responsabilidad y comienza a trabajar muy duro puede salir del bache económico sin sentirse mal y entender que los errores pueden corregirse, puede entender qué en la vida hacemos cosas muy estúpidas pero eso no nos convierte en personas estúpidas o culpables. De esta forma podemos seguir con nuestras vidas sin ningún problema, nuestros propósitos se verán beneficiados al utilizar toda nuestra energía en llevarlos a cabo en vez de desperdiciarla en sentirnos mal.
Sigue estos consejos simples y tus propósitos se podrán cumplir en forma mucho más sencilla y te volverás una persona más centrada, recuerda que la terapia psicológica también puede ayudarte.

Espero que te haya gustado


Ven a terapia psicológica en México D.F.

Haz tu cita al: 47-53-80-25 cel: 04455-20-69-65-10

Deja un comentario