3 Consejos psicológicos para pensar positivo

3 Consejos psicológicos para pensar positivo

Clases y terapia al: 47-53-80-25 Preguntas: tupsicologomx@gmail.com

Hola en el post de hoy quiero hablarte del pensamiento positivo, esa forma de pensar que puede llevarte a ser muy feliz. Quiero comenzar por eliminar de tu mente un pensamiento que te hace sentir infelicidad, sufrimiento y te puede llevar a hacer cosas que no quieres.

El pensar que algo es terrible, que existe algo en el mundo que es insoportable. Es decir, a veces llegas a pensar que si te sucediera tal o cual cosa “no podrías soportarlo” pero eso es mentira, puedes soportar cualquier cosa, hay cosas molestas, incomodas y desagradables que no nos gustaría que pasaran podemos soportarlas, cosas como la infidelidad, las enfermedades o incluso la muerte podemos soportarlas la prueba es que hemos visto a mucha gente hacerlo, por supuesto, no me gustaría pasar por ellas pero saber que puedo con ellas me hace estar más tranquilo y enfrentar estas situaciones en forma saludable.

Leer:

Comienzo por contarte eso para que comiences a observar el mundo como realmente es, con sus altas y sus bajas, pero si vivimos en él quiere decir que podemos soportarlo pues de no ser así nos habríamos extinguido como especie hace mucho tiempo. Así que después de aclarar este punto aquí van los consejos para pensar positivo:

1. El físico es importante: Muchas veces creemos que para poder pensar positivo necesitamos una mente especial o un cuerpo distinto, decimos cosas como “si tuviera un cuerpo más fuerte podría hacer más cosas” “ si no tuviera esta enfermedad podría hacer cosas más alegres” pero nuestro estado físico o de salud no importa mucho para pensar positivo, solo necesitamos estar lo mejor posible, si, busca estar lo mejor posible físicamente, esto nos pone de buen humor y nos hace estar más positivos en la vida por 2 razones simples: a) las acciones que hacemos nos mejoran el físico b) comenzamos a entrenar a la mente para buscar la felicidad.

¿Qué es estar lo mejor posible? Pues es buscar el mejor bienestar para nuestro cuerpo, comer sanamente, hacer ejercicio si se puede, cambiar nuestra postura, abrigarnos si hace frio, usar lentes de sol para proteger los ojos, etc, o sea, buscar la comodidad, seguridad, salud, alegría, generosidad, etc, es decir, buscar estar lo mejor posible.
2. Culpa y responsabilidad: Este consejo es más simple, cuando las cosas te salgan bien atribúyelo a tu ser, es decir, tú logras hacer las cosas bien y cuando salgan mal culpa a la suerte y resuelve lo que salió mal. Esto es muy simple, felicítate por las cosas positivas de tu vida y esfuérzate por resolver las malas pero no te culpes por ellas, culpa a la suerte, por ejemplo: “Me da mucho gusto que mi esfuerzo me esté dando resultados, que mala suerte que estos obstáculos me impidan lograr más, me esforzare por superarlos”
Esa forma de pensar a largo plazo te quitara un enorme peso de encima y te pondrás en la línea de éxito pues te estarás esforzando por lo que quieres sin el peso de la culpa.
3. Cambia las reglas: Este es un consejo de filosofía de vida, profundo y te tomara mucho tiempo llevarlo a cabo pues es para toda la vida, veras, desde niños nos imponen un mundo con reglas y directrices, muchas de estas son útiles y nos ayudan a vivir en sociedad, pero hay otras que no tienen razón de ser o ya caducaron en su forma, por ejemplo: “Existen las leyes de transito y todos deben seguirlas” esta es una filosofía con reglas, si bien es cierto que existen las leyes de transito y que ayudan mucho, el decir “todos deben seguirlas” solo nos volverá neuróticos al volante porque la mayoría no lo hace cabalmente, así que hay 2 opciones reescribir las reglas en tu mente o iniciar una cruzada para que todas las personas cumplan la ley al pie de la letra, para cambiar las reglas se hace del siguiente modo: “Existen las leyes de transito y sería bueno que todos las siguieran pero muchos no lo hacen, manejaré con cuidado porque a final de cuentas mi sentido del humor no depende de ellos, además, si quiero, puedo ver que más hacer para mejorar esa situación”. Como puedes ver la primera regla es más fácil, el reescribirla cuesta trabajo pero nos da una mejor perspectiva de la vida y nos invita a la acción, identifica y reescribe las reglas que te están haciendo daño. Hazlo así: pones el hecho, luego el deseo, después la acción a tomar y al final el beneficio que tendrá para tu salud emocional.

Espero que estos consejos te sean muy útiles
Espero que te haya gustado, recuerda compartir el post en tus redes sociales.

Deja un comentario