El pensamiento como regulador de las emociones

El pensamiento como regulador de las emociones

El pensamiento como regulador de las emociones

Quiere mostrarte algo…así que me gustaría comenzar por señalar que muchas veces en el consultorio las personas piensan que no pueden cambiar su forma de sentir y sienten desesperación y dolor porque creen que nunca lograran cambiarlas, que las emociones son dueñas de su vida, muchos de estos pacientes han asistido con terapeutas que les han hecho incapie en que deben de controlar sus emociones y usan ejercicios para “sacar” la emoción pero parecen no funcionar. Así que lo primero que hago con ellos es enseñarles que ellos tienen el control sobre sus emociones, que siguen como dueños de su propia vida y sus destinos, y que si no lo han logrado controlar es porque están haciendo incapie en el síntoma, no en la enfermedad, es decir, el problema que los lleva allí en primer logar no es su emoción…es…. su pensamiento. 
Estoy seguro que comienzas a pensar que estoy mal en algo, ¿Cómo podría el pensamiento generar problemas como depresión, ansiedad, celos, enojos, si esas cosas son puramente emocionales? Lo lógico es trabajar con las emociones y su origen para que estas desaparezcan. Pues necesito decirte que no es así… las últimas investigaciones sobre el cerebro y su funcionamiento nos dicen que el origen de las emociones esta en el pensamiento, que existe dentro del cerebro un centro regulador  y que esta íntimamente conectado con la forma en que pensamos, en diversos experimentos han podido generar emoción con solo pensarla y quitarla con la misma facilidad, por eso es que cuando existe un problema emocional, la falla esta en el pensamiento. Pero déjame explicarlo un poco mejor.
Como seres humanos aprendemos como funciona el mundo ¿cierto?….Pues no… es falso,
Así es, lo que aprendemos es como funciona el mundo desde nuestro punto de vista y muchas veces ese punto de vista no es muy bueno, ya sea porque nuestra vida fue muy difícil, muy sencilla o simplemente porque alguien nos encamino en mala manera, es decir creamos una forma del mundo en nuestra mente y actuamos según ella, por ejemplo si le decimos continuamente a un niño que los perros muerden y que son feroces, el niño tendrá miedo de ellos aunque nunca le hagan nada, en cambio si le decimos que los perros son lindos y tiernos el niño se acercara a ellos aunque sean agresivos. Nosotros le mostramos el mundo al niño y lo hicimos actuar de cierta manera ante las ideas que le impusimos. Bueno lo mismo sucede muchos millones de veces en nuestras vidas y para nuestra poca fortuna muchas de las ideas que tenemos son falsas, pero eso no es un problema, podemos andar por la vida creyendo que los perros son molestos y no pasara nada, el problema viene cuando esa idea es tan falsa quenos crea problemas de adaptación y esos problemas de adaptación nos crean emociones desagradables o nos mete en problemas graves.
Si quieres saber todo sobre este tema compra el libro: EL ARTE DE NO AMARGARSE LA VIDA, te será muy útil, ve al enlace cómpralo y no pierdas más tiempo, recuerda que el conocimiento es la mejor inversión.
Vamos, comparte esto en tus redes sociales… ándale… sabes que quieres hacerlo 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *