6 formas de manejar el estrés en el trabajo

6 formas de manejar el estrés en el trabajo

Manejar el estrés en el trabajo

Hace poco me entere de una muerte por estrés en el trabajo, no era la primera vez que lo escuchaba, pero nunca lo había tenido tan cerca, una persona simplemente cayo en coma y murió, como si su cuerpo se hubiese rendido y hubiera dicho ¡hasta aquí! Estas situaciones son más comunes de lo que crees, no siempre terminan en muerte pero la salud se pierde; gastritis, colitis y dolores de cabeza son los síntomas más comunes de estrés.
El estrés es el esfuerzo que haces por realizar algo, es el desgaste de tu cuerpo y mente al enfrentar un problema, si puedes resolver esa situación, el estrés es bajo, si no puedes el estrés es alto, cuando hay estrés en grandes cantidades pueden existir diferentes síntomas, se comienza con problemas de apetito (sube o baja) sueño y cansancio, con el tiempo el cuerpo comienza a enfermarse (principalmente estómago y garganta) y tensarse (dolores musculares), si la situación sigue comienza a subir la presión arterial y hay daño a órganos internos lo que puede desencadenar en diferentes problemáticas graves, la más común es una embolia (¡¡que miedo!! ¡Estúpido trabajo estresante!) 

Tipos de estrés

Hay diferentes formas de estrés en el trabajo, por ejemplo las situaciones que podemos resolver rápidamente:
 
  • Responder correos
  • Atender llamadas
  • Archivar cosas
  • Atender personas
 
En estas el estrés no es muy alto pero… si hacemos esto durante todo el día el estrés subirá a lo largo del día convirtiéndose en algo muy problemático.
 
Otro tipo de estrés es el que tenemos que resolver con más tiempo 
  • Resolver problemas
  • Realizar trabajos con fecha final
  • Realizar trabajos específicos que toman tiempo (por ejemplo, pintar tres conjuntos de edificios) 
Este tipo de estrés aumenta cuando se acerca la entrega y puede ser muy dañino porque el aumento es gradual y no baja, con el tiempo sigue subiendo hasta el momento que se termina el trabajo. 
 
No son los únicos tipos de estrés pero son los más comunes (después escribiré otro post para eso). Pero no son los únicos estresores que tienes en tus labores, generalmente de lo que más se quejan es de….la Jefatura y los compañeros. 
 
Cuando el jefe es inepto, irresponsable, demasiado entusiasta, perfeccionista, exigente o busca el éxito apasionadamente el trabajo puede convertirse en un pequeño infierno y el estrés sube, desafortunadamente ese problema no se puede resolver hay que aprender a manejarlo para que no haga daño. Lo mismo sucede con los compañeros, muchos pueden se entrometidos, habladores, chismosos, acosadores, irrespetuosos, apestosos, ruidosos, borrachos, irresponsables, comelones… perdón, recordaba mis viejos trabajos, lo importante aquí es que este tipo de estrés no se va a ir, hay que aprender a manejarlo. 
 
Si sabemos manejar las situaciones estresantes se pueden convertir en grandes lecciones de vida que nos dan sabiduría y poder, un estrés bien manejado puede ser bueno y benéfico, nos mantiene ocupados y felices, pero cuando se sale de control es perjudicial, así que aquí están las 6 recomendaciones para convertir el estrés malo en bueno.

Recomendaciones: 

 
1. Capacitarse: Esta es la más sencilla de todas, si tenemos una falla común en el trabajo podemos capacitarnos para aumentar nuestras habilidades y así el estrés maligno desaparece, no es necesario que acudas a una escuela, puedes capacitarte por ti mism@ solo hazlo en forma adecuada y eficaz. Esto funciona muy bien para el trabajo pero no para los compañeros. 
 
2. Cambiar ideas internas: A veces el problema no es el tipo de problema sino las ideas que tenemos de él, estas son las ideas que necesitas implantar en tu cerebro para que el estrés no te tome por sorpresa:


  • El éxito no es felicidad: parece sencillo pero a lo largo de los años la publicidad y la competencia nos hacen creer que el éxito es necesario para la felicidad, es mentira, son cosas diferentes, muchas personas exitosas están muy tristes y estresadas y muchas personas no exitosas están felices y llenas de vida, no te dejes llevar por la corriente, ponte a estudiar sobre la felicidad, eso ayuda mucho a cambiar esas ideas. 
  • No necesito lo que deseo: Hay que repetir esa frase todos los días la mayor cantidad de veces que podamos a lo largo del día, esto hace que comiences a aceptar la realidad como es y no como quieres que sea, créeme, eso quita muchísimo estrés. 
  • Está bien decir no: parece que muchas personas no pueden decirle que no al jefe, es hora de que aprendas a hacerlo ¿puedes tener consecuencias negativas? pues sí, pero cuando hay estrés tu salud puede salir dañada, ¿qué consecuencia negativa prefieres? 
  • No necesito que sea perfecto: Esta bien esforzarse porque algo salga bien, pero muchas veces el buscar la perfección hace que el estrés sea muy alto, no necesitas el éxito, por lo tanto no necesitas la perfección, haz tu mejor esfuerzo cada vez pero no lo hagas para que sea perfecto, hazlo para sentir satisfacción. 
 
3. Afrontar las críticas. Esto es difícil de enfrentar para las personas que vivieron una niñez llena de ellas de maltrato o falta de interés, pero es importante entrenarse para entender que las criticas pueden ser constructivas si logramos cambiarlo en la mente, afrontar las criticas también es poner un alto a los insultos, recuerda: me refiero a entrenar la mente para recibir críticas y diferenciarlas de insultos. 
 
4. Pedir lo que se quiere. Parece sencillo y lógico pero la mayoría de las personas no lo hacen, no piden lo que quieren, parece que pedir es algo para los niños, pero no es verdad, haz las peticiones de lo que quieres, pueden decirte que no pero ya lo intentaste y es probable que algo de lo que pidas se conceda, así que aprende a pedir lo que quieres, eso disminuirá tu estrés. 
 
5. Solución de problemas. El estrés crece con el tiempo, por eso es muy importante que soluciones los problemas como van llegando así mantendrás el estrés bajo control, si es necesario acude a alguna terapia para que te enseñen alguna técnica para resolución de problemas (si, los psicólogos tenemos técnicas para todo). 
 
6. Manejo del tiempo. Es una de las técnicas más importantes en el manejo de estrés, hay muchas formas en que puedes aprender a manejar tu tiempo, puedes usar alarmas del celular, agenda, recordatorios, notas mentales, metas programadas, hay cientos de libros sobre manejo del tiempo, compra alguno y ponte a estudiar, también puedes acudir a terapia para que te enseñen alguna técnica (¿qué te dije? para todo) aprende a manejar tu tiempo y el estrés disminuirá mucho. 

La imagen original es de ISAME, visita su blog para ver más imágenes

Espero que te haya gustado
 
Ven a terapia psicológica en México D.F. 
 
Haz tu cita al: 47-53-80-25 cel: 04455-20-69-65-10
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *